CyberAlberto

Mi rincón personal en internet

La guerra de los formatos finalizó prematuramente

Como ya muchos sabreis, la guerra de formatos ha terminado con una victoria de SONY.

Desde hace unos meses dos soportes físicos candidatos a sustituir al actual DVD (el HD-DVD y el Blu-Ray) mantenían una pequeña batalla que ha teminado con la retirada de Toshiba -defensora del HD-DVD- de su apoyo a dicho formato.

El disco Blu-ray tiene más capacidad (23 Gb frente a 15Gb del HD-DVD) pero tiene el problema de quien es la empresa que lo apoya a capa y espada: SONY.

SONY es famosa por instalar rootkits en ordenadores ajenos e impedir que los usuarios hagan con los productos legítimamente adquiridos copiarlos o cambiarlos de formato. Odia la libertad y ama el DRM (Digital restriction management)… así que veo que el Blu-ray va a tener un futuro muy negro.

No sólo por eso, sino también por su limitadísima capacidad: sus 23Gb ya se han quedado pequeños. Aunque el Blu-ray ha ganado al HD-DVD, no es ni tan siquiera rival para el disco magnético: el disco duro.

Hoy en día es normal encontrar discos duros de 750Gb y los de 1Tb o 2Tb ya no suenan a ciencia ficción como hace unos años. Los discos magnéticos no sólo ganan en capacidad, sino en velocidad y precio. Veamos un ejemplo a día de hoy (23 de febrero de 2008).

En un disco duro de 750Gb podemos almacenar el equivalente a un poco más de 32 discos Blu-ray y leerlo a una velocidad 50 veces mayor, además de ser miles de veces más fiable (en condiciones normales), el tiempo de acceso es de más de un orden de magnitud menor. La mejora no sólo queda ahí ya que es un soporte que ocupa menos físicamente y es más económico. El precio de un disco Blu-ray de sólo escritura ronda los 18 €: 78 céntimos por gigabyte (sin contar el desorbitado precio de un grabador y de la necesidad de tener un software de grabación especial) mientras que en un disco duro que encima es reegrabable de 750Gb cuesta 152€: 20 céntimos por gigabyte.

Tener 750Gb grabados en 32 discos Blu-ray nos costaría más de 580€… ante tal precio el invertir en discos duros es más que conveniente para almacenar nuestros datos. Tal y como estan los precios, incluso almacenar la información en simples DVDs es más caro, unos 25 céntimos el gigabyte, además de ser de sólo lectura. ¡¡¡Almacenar 750Gb costaría 190 €!!!.

Hace muchos años pensaba que el futuro sería el disquette de 100Mb de iomega, los discos eran muy seguros pero extremadamente caros (más de 120€ el Gb), cuando la unidad grabadora se estropeó me decanté por una grabadora de CD’s, (por aquel entonces los CDs eran más económicos que los discos ZIP y tenían más de 6 veces de capacidad que los ZIPs) pero echaba de menos algo: no era tan facilmente reescribible como los discos ZIP. Un disco ZIP podía usarlo como un disco duro, grababa y borraba información sin ningún problema, podía formatearlo como FAT, FAT32, EXT2 o como quisiese. Un CD, DVD o Blu-ray no. Estos discos están limitados desde su invención, además de sólo ser reescribibles a lo sumo 10.000 veces (parece mucho, pero un disco duro puede reescribirse millones). Poco a poco he ido abriendo los ojos y viendo que tener una grabadora de DVDs no me sirve para nada (aunque tengo una en el portátil y otra externa para otro portátil viejo). El uso que he hecho de ella ha sido crear los discos de rescate originales del portátil y varias distribuciones linux para su posterior instalación en el disco duro y para ello sólo he usado discos regrabables: o sea, grabaciones de usar y tirar.

Es cierto que un disco duro es mucho más delicado que un disco de plástico de 12cm… pero recuerda que mucho menos fiable. Además con los nuevos discos duros USB la cosa ha ido cambiando un poco, ya que los discos duros portátiles de 2’5 pulgadas son más fiables que sus hermanos de 3’5. Aunque en el caso de los discos de 2’5 la capacidad es menor y el precio mayor, pero aún así… más competitivo que el blu-ray.

En definitiva: pienso que el formato óptico tiene sus días contados y que terminará al final como la disquetera en un ordenador: una pieza obsoleta que a veces es útil y te puede sacar de un apuro.

Anuncios

Domingo, 24 febrero 2008 - Posted by | Reflexiones

2 comentarios

  1. Ha sido una dura batalla. lo interesante será ver cómo responde el usuario. Completo análisis del asunto. Desde Iomega estamos convencidos de la fiabilidad del formato magnéticos y sus posibilidades de cara al futuro. si quieres seguridad y capacidad te proponemos una gama de discos duros externos, que va desde los discos duros de red StorCenter Network, pasando por los discos duros de sobremesa, los portátiles, la gama de almacenamiento extraíble REV y lo último en la línea de discos duros para Mac, como son la familia Mi niMax, UltraMax o los nuevos modelos de la familia eGo, con interfaz dual USB 2.0 y FireWire 400.

    Comentario por Iomega | Miércoles, 27 febrero 2008

  2. Iomega lleva muchos años en el sector del almacenamiento profesional, no me cabe duda. Y nunca pensé que incluiría un comentario en mi página personal.

    La gama de discos duros extraibles USB de la marca iomega, por lo que he visto en los comercios especializados, tiene un precio muy competitivo superando a veces incluso el precio de marcas “blancas”. Siempre he pensado que un disco de una marca prestigiosa me reporta más seguridad que otro de una marca desconocida.

    Si nos referimos al almacenamiento profesional el precio se dispara, pero los datos son infinitamente más valiosos que el precio del soporte físico.

    Comentario por Alberto | Miércoles, 27 febrero 2008


Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: