CyberAlberto

Mi rincón personal en internet

Mi experiencia con tres Jukeboxes (Gramolas)

Hace tiempo comenté mi experiencia con dos modelos muy parejos -al menos físicamente- de la marca Airis. Con el que estube a punto de quedarme fué con el N973, pero al final -con todo mi dolor- tuve que devolverlo ya que como todos los N973 que han pasado por mis manos le fallaba el conector del auricular. La poca calidad de la soldadura provocaba que con el uso se desprendiera.Tras esto, decidí echar un ojo a otras gramolas de marcas digamos… de más confianza. Por tanto, ni tan siquiera consulté las marcas blancas (las marcas blancas son aquellas que no fabrican absolutamente nada, sino que se dedican a buscar productos genéricos y le estampan su marca. por tanto, un mismo “hardware” lo podemos ver con distintas carcasas y marcas.

Vi una de la marca SONY con 20Gb muy interesante pero su alto precio -unos 300 euros- me hizo descartarlo enseguida.

Siempre he sido reacio a los productos de la marca Apple, ese halo que envolvía sus productos no me agradaba, pero al ver el modelo de iPod me planteé probarlo, al precio que estaba comparado con el de SONY era competitivo -319 euros, con 10 Gb más de capacidad que el de SONY-.

El iPod video me ha sorprendido gratamente y ha superado las espectativas que buscaba en un reproductor portátil. Lo primero que llama la atención es su excelente acabado (ni un sólo tornillo, ni una esquina). Su peso es ligero y la pantalla TFT que incluye es de lo mejor que he visto. Es muy sencillo de manejar y la rueda táctil al poco tiempo se le pilla el truco y resulta realmente cómoda.

Como en el Airis N973 es posible reproducir música mediante género, artista, álbum… pero el sistema es responde al momento, apenas hay retrasos y su disco duro es muy silencioso.

El buffer que incorpora de 32Mb es inteligente, ya que carga en dicha memoria la canción actual y las siguientes hasta llenar esos 32Mb que hace que casi nunca te des cuenta que incorpora disco duro. Además el disco duro es muy silencioso y apenas vibra (El Airis al incorporar uno estándar de ordenador portátil hace que vibre más).

Otro punto fuerte es la pantalla, con una resolución de 320×240 y una profundidad de color de más de 200000. Nítida y clara aún sin la retroiluminación ya que a pleno sol se ve de maravilla.

No todos son ventajas ya que el precio sigue siendo muy elevado y además viene muy escaso de accesorios: no incluye cargador a corriente y para su recarga debes conectarlo a un USB de un PC encendido. La funda protectora que incluye es tremendamente estrecha y hay que sudar para meter el iPod en su funda.

Como contrapartida a la escasez de accesorios incluidos, la gama de accesorios que puedes adquirir por separado para el iPod es tan extensa como cara. Hay de todo: bases de sincronización, cables de audio/video, mandos a distancia, altavoces y un largo etcétera.

En resumen, un reproductor bien hecho pero para bolsillos muy holgados.

Anuncios

Viernes, 1 septiembre 2006 - Posted by | Entretenimiento, Música

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: